plug anal

El llamativo y siempre cautivante escenario del sexo anal, se compone de una serie de complementos pensados para elevar el placer, entre ellos, el plug anal, un juguete sexual diseñado para que principiantes y avanzados consigan experimentar toda clase de sensaciones gracias a sus diversas presentaciones.

Ante la gran apertura mental que se vive por estos días, la penetración anal más allá de curiosidad, causa una alta dosis de morbo tanto en hombres como en mujeres, pues lo cierto es que nos han vendido esta práctica como la opción perfecta cuando se trata de sacudirse un poco el aire monótono que muchas veces se apodera de los encuentros sexuales más tradicionales.

Por todo lo anterior, cada vez son más las personas que se aventuran a sumarse a esta tendencia y es entonces cuando se encuentran con toda clase de dudas que deber ser resueltas una a una. Bien sea porque quieres placer para ti o para tu pareja, uno de los primeros pasos que se deben dar al elegir este camino, consiste en aprender a usar el tapon anal, un pequeño artefacto que exige un poco de preparación previa, para que realmente consiga cumplir con su cometido de ofrecer diversión y el más puro éxtasis.

Compra un enchufe anal.

Qué es un plug anal

De forma cónica, con o sin vibración, los plugs anales baratos son juguetes sexuales que estimulan el ano y favorecen su dilatación progresiva. Es así como en diferentes tamaños, texturas y materiales, su función se concentra en crear las condiciones para una penetración anal de lo más relajada y placentera.

Para los novatos, lo mejor es que opten por los plugs pequeños y delgados, es decir, los que no superan los cuatro centímetros de diámetro, por otra parte, la silicona es el material más recomendado ya que además de hipoalergénico y flexible se puede limpiar muy fácilmente. Una vez dominada esta fase, ya se podrá pensar en ir incrementando los diámetros y en probar con otros dilatadores anales, como, por ejemplo, los de metal o cristal, que además de duraderos prometen emociones bastante distintas.

Los plugs dilatadores más populares

  • De silicona: muy suaves al tacto, representan un ajuste cómodo y larga vida de uso. Perfectos para principiantes, estos plugs son los más suaves y por tanto permiten acostumbrarse sin mayores inconvenientes a estas prácticas.
  • Aluminio: resistentes y ligeros de peso, estos juguetes son ideales para atreverse a probar con diferentes temperaturas. Mucho más elegantes y sofisticados, algunos alcanzan hasta los ocho centímetros de largo y diversos elementos a manera de complemento que incrementan la excitación.
  • Vidrio: calientes o fríos, estos tapones definitivamente son artículos de lujo que van un poco más allá. Puesto que no cuentan con flexibilidad alguna, se sugieren para usuarios con experiencia previa, es posible encontrar algunos que incluyen, por ejemplo, una cola de zorro, de gato, de perro y hasta de conejo para divertirse aún más.
  • Con vibrador: discretos y pensados tanto para la masturbación como para el juego previo o el que se lleva a cabo estando en público, incluyen desde suaves hasta fuertes vibraciones al igual que distintas longitudes. Pueden estimular tanto la próstata, como el ano y el perineo e incluir función de calentamiento.
  • Joya anal: corresponden a pequeños plugs creados para personas verdaderamente atrevidas sexualmente. Más que colaborar con el alcance de la lubricación, estos anal butt plugs se establecen como adornos que se insertan en el ano tanto para generar placer como para hacerlo más llamativo.

¿Cómo usar el plug anal?

Lo primero será ocuparse de que el juguete anal se encuentre debidamente limpio, para ello basta con lavar haciendo uso de agua tibia con una pequeña cantidad de jabón neutro, ahora bien, considerando que el ano no cuenta con la capacidad de lubricar, el segundo paso siempre será acudir a la correspondiente estimulación para que este esfínter se relaje, acto seguido se deberá hacer uso de algún lubricante a base de agua que se encargue de impedir dolor innecesario.

Lo mejor es introducirlo poco a poco para que el ano se vaya habituando al grosor del butt plug, asimismo, lo indicado es que la persona se vaya moviendo hasta dar con la posición que le represente comodidad y disfrute.

La abundancia del lubricante es el secreto para que todo salga bien, como dato importante, los movimientos circulares suelen ser muy útiles. La base del juguete anal, tendrá que garantizar la adecuada sujeción para que en todo momento exista la manera de mantener el control sobre este elemento y no termine quedando atorado.

Una vez culminado su uso, igualmente se tendrá que desinfectar para ser guardado, hágalo preferiblemente en una bolsa individual que lo proteja de las bacterias del ambiente y de la contaminación como tal.

La primera vez con el tapón anal

Utilizar por primera vez un plug anal es una aventura que exige derribar una buena serie de tabúes, por lo tanto, además de tener muy presente lo mencionado en el apartado anterior, será determinante, darle una gran prioridad a encontrar la manera de manejar la tensión y los nervios propios del momento, pues de lo contrario el músculo se contraerá más de lo habitual impidiendo el paso de la sonda anal. 

Empezando por la punta del tapón o plug, aplica de manera generosa el lubricante. Esta iniciación además de erótica, abrirá las puertas a un listado interminable de alternativas para complementar las prácticas sexuales.

Ventajas de decirle si al plug anal unisex. 

Ante la preocupación de poder alcanzar una penetración anal plena y satisfactoria, estos pequeños juguetes van marcando la ruta para que el ano pueda ir adaptándose paulatinamente a este nuevo tipo de estimulación.

Por otra parte, al ser unisex, representan para la mujer una fuente poco explorada de placer, mientras que, para el hombre, la posibilidad de poder estimular directamente el denominado punto G masculino, el cual es descomunalmente sensible.

Finalmente, no queda más que decir, que se han instituido como excelentes recursos para derribar barreras y despedirse de la idea errónea de que el sexo anal es un equivalente a dolor, pues siempre y cuando se lleve a cabo adecuadamente, la verdad es que se trata de todo lo contrario.

  • Reviews Realizadas

Deja un comentario