Lubricantes

Por ser complemento perfecto para relaciones intimas más fluidas al igual que para el uso de juguetes sexuales, los lubricantes íntimos hacen parte de la cosmética erótica y son la primera recomendación cuando se trata de asegurar el disfrute, gracias a que impiden las molestias propias de fricciones y roces.

Bajo el objetivo de asegurar un contacto de lo más agradable posible, usar lubricante durante el sexo es una de las prácticas más habituales que se identifican actualmente, y es que bien sea por curiosidad o como recurso cotidiano para sumar humedad y proteger los genitales, estos productos hacen parte de las buenas costumbres de la vida sexual de mujeres y hombres.

Si bien casi siempre y de manera errónea, se habla es de lubricantes vaginales y se maneja la idea de que solamente deben ser usados por quienes presentan alguna clase de resequedad o pérdida de la lubricación natural, estos geles cuentan con la virtud de ser herramientas disponibles para todos que van de la mano del alcance del placer.

Compra los mejores lubricantes para tus juegos sexuales.

¿Qué es un lubricante íntimo?

Son productos, usualmente geles, que gracias a sus componentes cumplen con la función de humedecer tanto la vagina como el ano, tal y como si se tratara de una lubricación natural. Por consiguiente, evitan el dolor e incrementan el placer durante el acto sexual.

Su acción puede ser aprovechada tanto en solitario como en pareja, su aplicación se recomienda para masajes, masturbación, sexo oral y penetración.

Tipos de lubricantes sexuales

  • A base de agua: una base acuosa significa que la consistencia es mucho más líquida y resbaladiza. Si bien se evaporan rápidamente y pueden requerir de varias aplicaciones durante el mismo encuentro, su gran ventaja es que son los más recomendados para la penetración vaginal y para el uso de juguetes sexuales, pues al ser casi que naturales no generan reacciones adversas al hacer contacto, por ejemplo, con el preservativo.
  • Aromáticos: además de la humedad, aportan olores afrodisiacos que estimulan y promueven la excitación. Son perfectos para esos encuentros íntimos en los que se desea crear una atmósfera encantadora.
  • De silicona: mucho más espesos, no requieren de varias aplicaciones como si sucede con los de agua. Son aptos para ser usados en la bañera o en la piscina, por su espesor, no son buenos para el sexo oral.
  • De aceite: una base oleosa encuentra su mejor resultado cuando se usa en encuentros íntimos con agua de por medio, la desventaja es que no se acoplan muy bien a los preservativos.
  • Anales: proveen un nivel adicional de lubricación y extractos de diferentes plantas que aportan un efecto relajante. Es importante revisar que el producto si sea compatible con el condón.
  • Saborizados: ideales para estimular todos los sentidos, aportan olor y sabor. Se encuentran dermatológicamente testeados, son perfectos para el sexo oral y suelen incluir efector térmicos.

 

¿Cuándo usar lubricante?

  • Sequedad vaginal: momentos puntuales de la vida de la mujer, tal y como el embarazo o la menopausia, hacen que la vagina deje de humedecerse en la misma medida que antes, lo mismo puede pasar cuando se dan cambios hormonales asociados a otras razones.
  • Uso de juguetes sexuales: para incrementar el placer propio de los juguetes eróticos, el uso de lubricantes es imprescindible, además de ser una muestra de cuidado con tu cuerpo.
  • Masajes: tanto para los preliminares como para un masaje sensual en pareja que los ayude a salir de la rutina, los lubricantes con olor y sabor son lo máximo.
  • Penetración: la penetración vaginal definitivamente es mucho más agradable cuando la zona se lubrica bien, en cuanto a la penetración anal, debido a que esta zona no lubrica naturalmente es un paso ineludible para no maltratarse o sentir dolor innecesario.
  • Sexo en el agua: para prevenir irritaciones, un buen lubricante de silicona, ayudará a impedir que el exceso de humedad termine ocasionando irritaciones o diferentes lesiones.

Úsalo correctamente

Si es en el cuerpo de la mujer, el producto deberá ponerse en la parte más externa de la vagina haciendo uso de los dedos anular, corazón e índice. Acto seguido, se podrá pasar a un masaje o caricias que se encarguen de estimular y aumentar la excitación, pues así, el gel se mezclará con la lubricación natural.

Es relevante no perder de vista que siempre es bueno poner unas gotas de lubricante en el condón antes de que éste sea puesto en el pene, luego se puede aplicar una capa adicional en la zona externa.

Para penetraciones anales, el producto se pone en los dedos y de esta manera se realizarán masajes en forma circular en la zona más externa del ano para que pueda empezar a dilatar, se puede aplicar otra capa sobre el condón para mejorar mucho más las condiciones.

Recomendaciones para disfrutar más del lubricante

Si aplicas un poco de lubricante en las manos y las frotas un par de minutos antes de aplicarlo, vas a obtener una grata sensación a causa del juego de temperaturas. Si te fijas bien en las características de estos productos, encontrarás que algunos brindan por si solos sensación de calor que se activa con el movimiento, mientras que otros pueden tener efecto retardante, lo mismo que variedades que van a incrementaran la sensibilidad del clítoris.

Si tras la penetración vaginal se quiere pasar a una anal, lo adecuado es limpiar muy bien el pene y poner una nueva capa de producto. Nunca deben quedar rastros de estos geles pues pueden convertirse en foco de irritaciones o infecciones.

El lubricante y los preservativos

Por regla general, para que el lubricante sea idóneo debe poder garantizar que no afectará la integridad del condón y que su efecto será duradero, lo que quiere decir que ante la avalancha de marcas y composiciones que se encuentran en el mercado, se requiere indagar un poco antes de escoger algún producto en particular.

La compatibilidad entre lubricantes y condones es alta y de hecho recomendada, siempre y cuando estos geles tengan base acuosa, pues, por ejemplo, los aceitosos chocan de manera directa con el látex ya que ocasionan que este se rompa prontamente.

 

Producto
Extra
  • Lubricante a base de agua de larga duración que pretende emular la lubricación natural
  • Ideal para quienes requieren un toque de hidratación extra además dar un excitante aroma y sabor al sexo oral
  • Fabricado a partir de ingredientes naturales respetuosos con la piel y mucosas. Sin grasas, aceites ni derivados del petróleo. No mancha
  • 100% compatible con preservativos
  • A base de agua
  • Contenido: 1 x 300 ml
  • PH óptimo
  • Soluble en agua
  • LUBRICANTE con aroma a fresa. HUMEDECE, LUBRICA Y PROTEGE desde el principio hasta el final de la relación. ¡Rica sensación en tus zonas íntimas!
  • NO ES PEGAJOSO NI MANCHA. Es transparente y fácil de limpiar. Perfecto también para usar con preservativos y accesorios íntimos.
  • PRODUCTO SANITARIO CERTIFICADO Lubricante a base de agua de CLASE 1 CE testado dermatológicamente.
  • ESTUDIOS CLÍNICOS: Test de Citotoxicidad in vitro | Test de Compatibilidad producto latex | Test de Sensibilización de la piel (GMPT) | Test de Toxicidad Sistémica Aguda | Test de Irritación en mucosa | Test de Osmolaridad.
  • COMPRA 100% GARANTIZADA. Si tú o tu pareja no quedáis satisfechos te reembolsamos tu dinero.
Marca

Toko

 

  • Reviews Realizadas

Deja un comentario