Vibradores

Si se trata de descubrir nuevas sensaciones, con el paso de los años y de la mano de la tecnología, el vibrador femenino se ha convertido en una gran fuente de placer que puede disfrutarse tanto en solitario como en pareja. Siendo complemento perfecto de la vida sexual de la mujer, bien vale la pena revisar qué es exactamente, cómo puede provocar intensos orgasmos y cuáles son las ventajas de abrirle un espacio dentro de la rutina del día a día.

Como parte de las diferentes opciones en el apartado de juguetes eróticos, comprar un vibrador femenino es una decisión que ya no representa tantos reparos, pues afortunadamente, poco a poco ha dejado de ser un tabú el hecho de que la mujer también busque identificar sus zonas erógenas y que se atreva a estimularlas para conocerse e identificar con exactitud qué es lo que le gusta.

Es así como los consoladores han ido ganando terreno y más allá de ser elementos para la masturbación femenina, se han transformado en complementos para salir de lo acostumbrado a la hora de un encuentro sexual con la pareja.

Compra un vibrador  como juguete sexual.

Los vibradores sexuales para mujeres

Un vibrador es un dispositivo que transmite vibraciones eléctricas y que, a partir de su forma fálica, se ha establecido como un gran complemento a la hora de proporcionar placer. Se constituye como el juguete sexual más conocido alrededor del mundo, gracias a que se puede hacer uso de este tanto en individual como en pareja y a que, desde sus orígenes, se ha concentrado de manera especial en el público femenino.

Probablemente, el aspecto más positivo de estos aparatos, es que alcanzan un amplio listado de funciones, de ahí que algunos tengan las características requeridas para la estimulación mediante vibraciones del punto G, del clítoris o para conseguir desde una penetración vaginal hasta una doble penetración.

Tipos de vibradores femeninos

  • Huevos vibrantes: potentes, discretos y silenciosos, estos juguetes pueden ser introducidos en la vagina para estimular y generar la correspondiente excitación. Son de tamaño mini y sus vibraciones consiguen diferentes niveles de intensidad; en su mayoría disponen de control remoto inalámbrico.
  • Balas vibradoras: su tamaño discreto en ningún momento interfiere con la potencia con la que se puede llegar a estimular el clítoris e incluso los senos con estos elementos. Por su versatilidad, son una buena manera de iniciarse en el uso de esta clase de artículos.
  • Estimulador de clítoris: provocando la circulación del aire, estimulan el clítoris sin que se requiera tocarlo y es así como la zona no solo se sensibiliza, sino que también se estimula al punto de alcanzar el clímax. Con motores potentes y cada vez más silenciosos, son recargables y demandan de una adecuada colocación.
  • Vibradores rabbit: también conocidos como conejitos rampantes, no solo se limitan a estimular las paredes vaginales, pues de manera simultánea consiguen penetrar y estimular el clítoris debido a que incluyen dos apéndices comparados con orejas de conejo, para encargarse de cada zona. La intensidad y la manera en la que las vibraciones son distribuidas, los convierte en un verdadero fenómeno.
  • Vibradores con mando a distancia: propios para ser utilizados entre dos y cumplir las más intensas fantasías, se pueden gestionar incluso desde el smartphone. Según el modelo, pueden incluir además de vibración una placentera rotación.

En que fijarse a la hora de escoger un vibrador

Tal y como cualquier producto que se va a adquirir, elegir un vibrador femenino implica fijarse en aspectos puntuales para que la inversión sea exitosa.

  • La zona a estimular: es fundamental que la mujer conozca su anatomía y sea honesta consigo misma, para que pueda establecer cuál es esa zona en la que anhela sentir oleadas de placer. Es así como podrá identificar si lo que necesita es un vibrador para estimular el punto G, el clítoris, el ano o quizás alguno de doble penetración.
  • Tamaño y potencia: no es una ley inquebrantable que entre más grande sea el juguete más placer va a proporcionar. Un buen consejo, consiste en ubicar el vibrador en cuestión sobre la punta de la nariz, pues por curioso que parezca, si las cosquillas que se sienten consiguen crear la sensación de estornudo, esa será la señal para confirmar que es una buena elección en términos de potencia.
  • Los materiales: ante la trascendencia de la salud sexual, lo más recomendable es invertir quizás un poco más de lo previsto, para tener la certeza de que se trata de un juguete elaborado con materiales de calidad que no van a vulnerar las zonas íntimas. La silicona al no ser porosa y ser tan fácil de limpiar es una de las preferidas, el jelly suele ocasionar irritaciones, mientras que el vidrio y los metales tienen una larga vida útil y no producen reacciones alérgicas.

Cómo usar un consolador potente para mujer

Tomarse un tiempo para leer con atención las instrucciones despues de comprar, permitirá conocer las funciones con las que cuenta el juguete, saber con qué se recarga y si, por ejemplo, se puede sumergir o no en el agua.

Ahora bien, empieza por comprobar la intensidad de las vibraciones en partes más accesibles de tu cuerpo, esto te ayudará a darte una idea de que tanto podrías llegar a soportar, dada la sensibilidad del clítoris. No está de sobra tener a la mano un lubricante cuya composición realmente sea compatible con los materiales del vibrador, pues ayudará a lograr mayor comodidad.

En lo que respecta a qué puntos tocar con el consolador femenino, esto dependerá de las reacciones que el cuerpo vaya presentando, pues serán las encargadas de informar sobre lo que se siente bien, no tan bien y mucho mejor. Respirar y explorar será la base de todo, lo mismo que masajear empezando siempre por las intensidades más bajas.

La brusquedad no debe ser una alternativa, en lugar de ello, se deberá tener mucho cuidado e ir pasando por movimientos circulares, al igual que entradas y salidas que se pueden ir acelerando conforme a la respuesta presentada.

Una vez finalizada la sesión, el objeto deberá lavarse con agua tibia y jabón neutro para ser guardado cuando se encuentre seco, en una bolsa individual que lo aísle de la contaminación propia de las bacterias que se encuentran en el ambiente.

  • Reviews Realizadas

Deja un comentario